Apiñamiento Dental, ¿cómo se soluciona?

Apiñamiento Dental

Apiñamiento Dental, ¿cómo se soluciona?

Entre las malposiciones más comunes, nos encontramos el denominado apiñamiento dental. Este problema en la alineación de nuestros dientes suele ser más habitual en niños. Frente a este problema, el odontólogo debe apostar por un tratamiento correctivo, generalmente ortodoncia, que logre eliminar los problemas que pueda ocasionar el apiñamiento. 

En la clínica Ramis Tauler apostamos por los mejores tratamientos de calidad para tu sonrisa. Cada paciente es único, por ello, en nuestra clínica dental estudiaremos tu caso en profundidad para escoger un tratamiento acorde a tus necesidades. Gracias a esto, podremos corregir el apiñamiento dental y evitar así problemas de funcionalidad y estética en la sonrisa del paciente. 

¿Quieres conocer más acerca del apiñamiento dental y su causa? ¡Te invitamos a leer el artículo!

¿Qué es el apiñamiento dental?

El apiñamiento dental también se conoce como dientes montado y se trata de una malposición y alineación de las piezas dentales por falta de espacio. Este problema ocurre tanto en la arcada superior, como en la inferior, aunque es más común que se produzca en los seis dientes anteriores a la mandíbula. 

Esta superposición de los dientes, no solo afectará a la funcionalidad de la dentadura, sino que también se pone en riesgo la estética de la sonrisa. 

¿Por qué se produce? Causas del apiñamiento dental

Como hemos comentado anteriormente, el apiñamiento se produce normalmente por la falta de espacio. Sin embargo, también existen otras causas que pueden producir esta mal posición dental:

  • Paladar ojival
  • Las piezas dentales presentan un tamaño demasiado grande en relación con la amplitud del hueso.
  • Factores genéticos y de desarrollo. 
  • Pérdida prematura de los dientes de leche. 
  • Mandíbula demasiado pequeña o estrecha.

Tipos de apiñamiento dental

En función del origen del problema, se puede dividir el apiñamiento en categorías:

  • Primario:

A causa de los factores genéticos y hereditarios. Algún familiar también ha padecido esta malposición dentaria. 

  • Secundario:

Debido a unos malos hábitos bucodentales. Como en aquellos casos en los que el bebé se chupa el dedo o tiene un chupete en exceso. También se produce tras la prematura caída de los dientes de leche. Los dientes de alrededor se desplazan para ocupar el hueco del diente de leche caído y quitan espacio al diente definitivo.

  • Terciario:

 No suele ser tan frecuente. Se produce en pacientes adultos a quienes les están erupcionando las muelas del juicio y estas desplazan al resto de piezas dentales. Se produce un apiñamiento generalizado.

También podemos clasificar el apiñamiento en función de su gravedad, ya que no todos los pacientes tienen el mismo apiñamiento:

  • Leve: Cuando faltan menos de 3 mm de espacio en cada arcada
  • Moderado: faltan entre 3 y 5 mm
  • Severo: el más grave. Existe una falta de más de 6 mm. 

Riesgos del apiñamiento dental

El problema más visible causado por el apiñamiento dental es la falta de armonía en la sonrisa. La estética de nuestra dentadura se ve muy afectada y también la autoestima del paciente. 

Además de los problemas estéticos, el apiñamiento dental afecta a la funcionalidad de nuestra sonrisa. 

Se favorece la aparición de caries dentales y enfermedades periodontales, ya que la higiene bucodental se complica y no se limpia la cavidad oral con eficacia. Los dientes apiñados dificultan esta limpieza, incluso con hilo dental. Debido a esto, se acumulará placa dental y sarro. 

La falta de higiene dental también puede evolucionar y provocar halitosis o mal aliento. 

El esmalte dental también se ve dañado y deteriorado.

Finalmente, este apiñamiento dental también causa problemas de oclusión o de mordida, porque los dientes no tienen una posición correcta y no encajan. Estos problemas de maloclusión dificultan la masticación y también derivan en complicaciones en la articulación temporomandibular (ATM).

Tratamiento para corregir el apiñamiento dental

Como hemos explicado, es importante que el odontólogo experto realice una valoración inicial para conocer la gravedad de tu caso y aplicar el tratamiento más efectivo. A través de esta primera revisión, nuestro especialista también logrará conocer el origen del problema. 

En aquellos casos más leves, puede optarse por el uso de carillas dentales, las cuales nos ayudan a corregir la forma y tamaño de los dientes. 

Para pacientes con un apiñamiento dental más grave, deberemos optar por la ortodoncia

Es importante actuar a tiempo, hasta los 11 años, más o menos, se puede mejorar la posición, tamaño y forma de los huesos de la boca gracias a un tratamiento de ortodoncia interceptiva. Con esta opción podremos corregir anomalías óseas y orientar los dientes hacia una correcta erupción. 

Tras la salida de los dientes definitivos, se apostará, según las necesidades y gustos, por una ortodoncia u otra:

En nuestra clínica dental, la doctora Mar Ramis y el doctor Gandía tienen la categoría Invisalign Apex Diamond Provider. El reconocimiento de mayor nivel que se otorga a un ortodoncista con Invisalign.

También se puede recurrir a otras técnicas complementarias para conseguir una correcta alineación de los dientes. 

  • Exodoncias: Para los casos más severos. Se realiza una extracción dental para ganar espacio en la arcada. 
  • Stripping dental: Pulir un poco los dientes para mejorar su anchura y así ganar espacio. 

¿Cómo prevenir el apiñamiento dental?

En caso de que el origen sea hereditario, es difícil prevenirlo. Es importante acudir al dentista a partir de los 6 años para que el especialista detecte cualquier complicación en el desarrollo. 

Os dejamos algunos consejos:

  • Evita que el bebé utilice el biberón o chupete en exceso durante prolongadas horas.
  • Realiza revisiones periódicas a la clínica dental.
  • Acude a un especialista siempre. 
  • Emplea los retenedores dentales tras el tratamiento de ortodoncia para evitar que las piezas dentales se muevan. 

Corrige el apiñamiento dental en Ramis Tauler

En nuestra clínica dental encontrarás un equipo de dentistas multidisciplinar a tu disposición. Apostamos por tratamientos personalizados para garantizar el éxito de cada intervención. Si crees que puedes sufrir apiñamiento dental, no dudes en acudir a nuestra clínica dental para solucionarlo.

En Clinica Ramis Tauler en Mallorca te ayudaremos a solucionar el apiñamiento dental y estaremos junto a ti en cada paso que necesites dar durante este proceso. ¿A qué estás esperando para volver a sonreír con seguridad? 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Translate »