Qué es la disfagia y cuales son sus causas

disfagia

Qué es la disfagia y cuales son sus causas

Las dificultades al tragar son uno de los problemas más comunes en el ámbito de la odontología. Son muchos los motivos que pueden provocar que no podamos llevar a cabo esta acción con normalidad. No obstante, la mayoría de los casos obedecen a aquellas situaciones en las que hemos comido demasiado rápido o no hemos masticado lo suficiente la comida. En ambas situaciones no se desprende ninguna gravedad.

No obstante, cuando las dificultades al tragar se convierten en una constante, es momento de acudir a nuestro especialista de confianza. Puesto que es posible que estemos sufriendo de disfagia, un tipo de patología que puede causar importantes problemas tanto en el plano nutricional como en lo que hace referencia a la respiración. A continuación, desde Clínica Ramis Tauler te contamos todo lo que debes conocer en torno a esta enfermedad.

¿Qué es la disfagia?

Como ya hemos mencionado previamente, la disfagia es un tipo de enfermedad que afecta a la cavidad oral. Traduciéndose en una serie de molestias a la hora de tragar. Aquellos pacientes que la sufren necesitan de una mayor cantidad de tiempo y de esfuerzo para poder tragar los alimentos. Por lo que resulta necesario poder tratarla cuanto antes. No solo para lidiar contra sus efectos, sino también para conocer cuál es su origen.

Dependiendo del nivel de desarrollo con el que cuenta, es importante entender que son diferentes las acciones que se pueden llevar a cabo a la hora de reducir su impacto en nuestro día a día. Al mismo tiempo, dependiendo de los problemas que puede llegar a ocasionar, la disfagia interfiere en mayor o menor medida tanto en nuestra salud como en la rutina diaria del paciente que la sufre.

En cualquier caso, es recomendable acudir a un especialista para poder identificar cuáles son las causas de su aparición. Así como los diferentes tratamientos que existen y que pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

¿Cuáles son las causas que favorecen su aparición?

En la mayoría de los casos, cuando experimentamos determinadas dificultades a la hora de tragar es consecuencia de un mal funcionamiento de nuestra lengua o de nuestra garganta. No en vano, son muchas las situaciones que pueden derivar en este tipo de patologías.

Con el objetivo de poder llevar a cabo una radiografía que nos permita obtener una perspectiva global, a continuación hemos seleccionado una serie de motivos a los que conviene prestar una especial atención.

Parkinson

Por naturaleza, el parkinson afecta de manera muy negativa a la mayoría de las capacidades de la persona que la padece. Como no podía ser de otra manera, el parkinson también es una de las enfermedades que puede presentar una mayor incidencia en el momento de evaluar nuestra alimentación. Así como el resto de nuestras funciones habituales.

Conviene saber que con determinados tratamientos y una serie de pautas que se deben llevar a cabo puede llegar a resultar algo más sencillo poder reducir sus efectos en nuestro organismo. Especialmente en todo lo que atañe al proceso de masticado y de tragar.

La disfagia es una de las consecuencias más habituales que se padecen mientras se sufre de parkinson.

Alzheimer

Si bien es cierto que la disfagia es muy habitual en aquellos casos en los que se padece de alzheimer, conviene tener en cuenta que únicamente afecta cuando esta enfermedad se encuentra en fases muy avanzadas.

Es importante tener en cuenta que el alzheimer suele aparecer cuando las personas sobrepasan los 65 años. Por lo que resulta bastante habitual que la disfagia en estos casos únicamente afecte a las personas que se encuentran en torno a ese rango de edad.

Cáncer de boca

Cuando se produce un estrechamiento de todos los conductos que se encuentran en nuestra garganta, una de las causas más comunes es la aparición de un tumor en esta zona. Cuando esto ocurre, es normal que el paciente pueda experimentar determinadas dificultades a la hora de tragar, impidiendo que la comida pueda pasar de manera natural.

Accidente cerebrovascular

En aquellos casos en los que se sufran de determinados accidentes a nivel cerebrovascular es frecuente que se presenten determinadas alteraciones en la deglución. Así como las consiguientes infecciones respiratorias y los síntomas de desnutrición aparentes.

La gravedad de la disfagia

Como ocurre con cualquier otra enfermedad, una de las principales preocupaciones de aquellas personas que las sufren es la gravedad de la misma. Especialmente en aquellos casos en los que su presencia afecta de manera notable a nuestro día a día. Por norma general, para poder analizar la gravedad que se desprende de la disfagia, resulta imprescindible que tengamos en cuenta cuál es el nivel de desarrollo en el que se encuentra.

En algunos casos, la aparición de la disfagia puede llegar a producir problemas de desnutrición y de un adelgazamiento excesivo. Si bien es cierto que no es un problema que pueda llegar a resultar común, es posible que la persona que lo experimenta tenga un déficit nutricional severo en el momento de comenzar a padecer la enfermedad.

En el caso de que presentemos dificultades avanzadas, también es conveniente saber que es posible que el alimento se quede retenido en la vía respiratoria. Pudiendo obstruir por completo las vías de acceso. En estos casos, una actuación inmediata es fundamental para poder minimizar el impacto de esta situación.

Como ya hemos mencionado, los problemas que se derivan de este tipo de situaciones determinarán la gravedad de la enfermedad. Es importante tener precaución con los síntomas y permanecer atentos a cualquier aviso que pueda proporcionar nuestro cuerpo. Únicamente de este modo podremos avanzarnos a cualquier escenario al que tengamos que enfrentarnos.

Consejos para tratar este síntoma

Son muchas las medidas que nos van a permitir llevar a cabo un trabajo sobre la disfagia de manera efectiva. Una de las principales es lo relacionado con comer y masticar despacio. No masticar los alimentos de manera correcta puede traducirse en diferentes complejidades en el momento de llevar a cabo el tratamiento.

Al mismo tiempo, uno de los remedios más habituales que pueden facilitar la tarea del masticado es lo relacionado con el troceo de los alimentos. La disfagia es un trastorno que puede llegar a presentar complicaciones severas en el momento de efectuar la acción del tragado. Por lo tanto, debemos trocear la comida en pequeñas porciones que para poder facilitar todo el proceso del masticado.

Como se puede comprobar, la disfagia es una enfermedad que puede llegar a tener importantes consecuencias en nuestro día a día. Tomar las precauciones necesarias es fundamental para poder alcanzar los mejores resultados y lidiar contra sus efectos. En clínicas dentales como Ramis Tauler podrás encontrar a tu disposición a un conjunto de profesionales que se encargarán de analizar cada caso en particular, elaborando un informe y proponiéndote todas las posibilidades con las que cuentas a la hora de poder mejorar la calidad de vida de todas aquellas personas que sufren estas patologías.

No retrases más tu visita, acude a nuestro centro, e infórmate en torno a las diferentes posibilidades que existen. ¡Te esperamos!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Translate »