Prognatismo mandibular: ¿Qué significa? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Por qué ocurre?

Prognatismo mandibular: ¿Qué significa? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Por qué ocurre? - Clínica Dental Ramis Tauler

Prognatismo mandibular: ¿Qué significa? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Por qué ocurre?

Cuando sonríes, ¿notas que tus dientes o mandíbula sobresalen de una manera extraña? Este fenómeno se conoce como prognatismo mandibular y se trata de una malformación que se manifiesta en la cara, específicamente en el área de la mandíbula, de ahí su nombre.

El prognatismo mandibular suele estar provocado por componentes hereditarios o situaciones cotidianas. Se considera un defecto sustancial, no solo en el área estética, sino en la salud bucodental. Y es que este desajuste entre el maxilar y la mandíbula, impide el correcto encaje de la boca al cerrarla y provoca dificultades al hablar, morder o masticar.

En Clínica Ramis Tauler en Mallorca contamos con diferentes expertos en el sector de la odontología y la ortodoncia. Todos ellos con grandes capacidades para tratar y arreglar la alineación irregular causante del prognatismo mandibular. Asimismo, atendemos cualquier otra dolencia periodontal que puedas sufrir.

¿Qué es el prognatismo mandibular?

El prognatismo mandibular o maloclusión de clase III, se refiere al movimiento que emite la mandíbula inferior en proporción al maxilar superior. En otras palabras, hablamos de una deformación que hace que el mentón sobresalga en exceso.

Esta anomalía se da cuando nuestros dientes no pueden alinearse de forma correcta, debido a la forma de los huesos de la cara. Cuando sucede, se incrementa el peligro de sufrir patologías en las encías y caries dentales.

Dicho fenómeno supone algo más que un mero inconveniente estético. Y es que puede ocasionar problemas transversales como la mordida cruzada o abierta, así como ciertos inconvenientes para cerrar la boca correctamente, hablar, tragar o masticar. Al mismo tiempo es habitual presentar una molestia crónica en la articulación de la mandíbula. A continuación, señalamos tres clases de prognatismo:

  • Inconveniencia en el aumento del maxilar superior (hipoplasia maxilar).
  • Desmesura en el incremento de la mandíbula (hiperplasia mandibular).
  • Mezcla de las dos anteriores (hiperplasia mandibular con hipoplasia maxilar).

En ciertos casos suele darse la mezcla de algunas de ellas, como ocurre en la hiperplasia mandibular con hipoplasia maxilar. Sucede una vez que la mandíbula impulsa el aumento del maxilar superior, ocasionando dolor en la articulación temporomandibular.

Propiedades de las clases de prognatismo mandibular

Esas clases de prognatismo mandibular previamente mencionadas, tienen varias propiedades que las distinguen entre sí:

  • Hipoplasia maxilar, se relaciona con:
    • Ausencia del soporte del tercio medio de la cara.
    • Los tejidos del área paranasal y del pómulo quedan colgando por ausencia del soporte y el lado superior permanece detrás del labio inferior.
  • Hiperplasia mandibular, se relaciona con:
    • Mentón prominente.
    • Labio superior más pronunciado que el labio inferior.
    • Surco labiodental mal determinado.

¿Por qué ocurre el prognatismo mandibular?

El prognatismo ocurre por las tres razones anteriormente detalladas. A  continuación te mostramos ciertos componentes que se asocian con los principios del fenómeno:

  • Componente de los genes o herencia familiar.
  • Pérdida temprana de las muelas de leche. Una vez que esto ocurre, produce como resultado inconvenientes mandibulares que, al no tratar a tiempo, provocan que el niño o niña se convierta en prognato.
  • Inconveniente en la hipófisis, el síndrome de Crouzon o la acromegalia. Cualquier problema perteneciente al desarrollo desmesurado de la somatropina o glándula pituitaria.
  • Inconvenientes respiratorios al respirar por la boca o una instalación incorrecta de la lengua en la arcada.

¿Cuáles son los indicios del prognatismo?

Este fenómeno no solo engloba un inconveniente estético o de autoestima, como se ha dicho antes, sino que además puede minimizar la calidad de vida de la persona que lo padece. Generalmente, el prognatismo mandibular ocasiona diversas incomodidades al tragar, así como dolores de cabeza y de mandíbula.

Además, al no encajar de manera correcta los dientes, el paciente presenta dificultades para cerrar y abrir la boca. Esto causa desgaste del esmalte de los dientes, generando roces inadecuados en medio de los dientes y haciendo que el paciente sea más propenso a sufrir caries dentales y patologías periodontales.

El prognatismo mandibular, además, impide que el paciente hable con naturalidad. Del mismo modo, afecta a su imagen, siendo un rasgo muy característico en su apariencia física. Esto interviene de forma directa en la autoestima, especialmente en aquellas situaciones en las que se trata con pacientes adolescentes.  

Este inconveniente de maloclusión, emite varias secuelas en la salud bucodental. Algunos de los indicios que muestra una persona con prognatismo mandibular suelen ser los siguientes:

  • Mal posicionamiento al cerrar la boca, la mandíbula se acomoda por delante del maxilar.
  • Inconvenientes para digerir, ingerir y conversar.
  • Malestar de cabeza.
  • Sobrepeso en la articulación temporomandibular generando mala mordida, maloclusión grave y molestia en la mandíbula.
  • Peligrosos inconvenientes de autoestima.
  • Complicaciones a nivel facial y bucal.

¿Cómo se corrige el prognatismo mandibular?

Esta clase de patologías pueden aparecer a cualquier edad, sin distincion de sexo o nivel socioeconomico. No obstante, el método primordial para tratarla dependerá de la edad del paciente, ya que si se diagnostica a tiempo, resultará más simple de tratar. En el caso de afectar a niños, se recomienda un procedimiento de ortodoncia interceptiva, identificados como aparatos removibles.

Dichos métodos se centran en el desarrollo de las bases óseas, corrigiendo posiciones inadecuadas en nuestros niños. Además, se sugieren algunos métodos a la hora de solucionar el prognatismo mandibular:

  • La mentonera: su función se centra en detener el incremento exacerbado de la mandíbula.
  • La máscara facial: ayuda a estimular la evolución del hueso maxilar. Esta situación requiere el uso de un disyuntor para el paladar, el cual logra reprender la mordida cruzada.

Cuando se habla del caso de jóvenes, se recomiendan aparatos de ortodoncia correctiva, como brackets metálicos o de zafiro. Este método corregirá las inadecuadas posiciones dentales, una vez que los huesos adquieran la postura correcta.  Si el prognatismo mandibular se determina en la edad adulta, existen diversas opciones de estos métodos:

  • En una clase III, que solamente sea dental, el método indicado es la ortodoncia.
  • Para un mentón superdesarrollado (un prognatismo aparente artificial), el método se centra en una mentoplastia o cirugía de reducción del mentón.
  • Para una maloclusión esquelética de clase III, se procede básicamente a realizar una cirugía ortognática:
  • Cirugía Bimaxilar: se requiere intervención quirúrgica sobre el hueso mandibular y maxilar
  • Cirugía Monomaxilar: solo actúa sobre una de las estructuras esqueléticas.

Una vez que el paciente presenta prognatismo mandibular e hipoplasia maxilar, el método indicado es una cirugía ortognática bimaxilar. En esta intervención quirúrgica, el maxilar puede desplazarse en tres magnitudes para indemnizar sus deficiencias y segmentarse si muestra deficiencia transversal. Paralelamente, la mandíbula puede adelantarse o retraerse para hallar la postura ideal del maxilar, todo dependerá de la dolencia que sufra el paciente.

¿Qué procedimiento es el más recomendado para estos casos?

Habitualmente, se recomienda la ortodoncia invisible también conocida como Invisalign. Esta puede arreglar casi todos los tipos de mordida. Suele ser la alternativa más escogida para dar solución al prognatismo mandibular en adultos, debido a que la mayor parte de ellos creen que son demasiado mayores para tener la boca llena de metal. Invisalign es un procedimiento que funciona por medio de alineadores transparentes, por lo tanto casi no se notan.

El éxito del tratamiento dependerá de las pautas que indique el ortodoncista. En la mayor parte de los casos, se recomienda un uso constante. Dependiendo de la gravedad del problema, será más apropiada una modalidad de Invisaling u otra:

  • Invisalign lite: está diseñado para casos que requieren pequeñas correcciones, por lo que no podría ser apto para prognatismo mandibular bastante severo.
  • Invisalign Full: para casos más complicados y su uso varía entre 14 y 18 meses. Además, no posee límite de alineadores e incluye 3 refinamientos.

¿En qué momento debo contactar con un profesional?

Cualquier profesional en el área odontológica u ortodoncista estará capacitado para tratar la alineación anormal de la mandíbula y los dientes. Los mismos deberán comprobar si existen trastornos subyacentes que puedan estar asociados con el prognatismo. En cualquier caso, consulta con tu odontólogo sí:

  • Presentas inconvenientes para hablar, morder o masticar a causa de la alineación anormal de la mandíbula.
  • Tienes preocupaciones relacionadas con la alineación de la mandíbula.

¡Cuida tus dientes en la Clínica Ramis Tauler!

En Clínica Ramis Tauler en Mallorca nuestros odontólogos se encargarán del cuidado, diagnóstico y métodos correspondientes a las múltiples patologías que puedas experimentar en tus encías, mandíbula o dientes. Asimismo, responderemos cada una de tus dudas y te orientaremos sobre el cuidado que debes tener con el fin de prevenir que el prognatismo mandibular siga perjudicando tu salud bucodental.

Así que… ¡No sigas sufriendo! Nosotros nos encargaremos de recobrar la armonía de tu rostro y de mejorar tu calidad de vida. ¡Te ayudaremos a sonreír otra vez! Lo único que debes hacer es visitarnos. 

Nuestras instalaciones están especialmente diseñadas para ti. Solo tienes que acudir a nuestra clínica y te ayudaremos a corregir este fenómeno. 

¿A qué esperas para tener esa sonrisa que tanto deseas? 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Translate »