retrognatia mandibular

¿Qué es la retrognatia mandibular?

La retrognatia mandibular es un término que se utiliza para denominar una anomalía o deformidad facial que se produce cuando el hueso mandibular no crece lo suficiente. Por tanto, esta anomalía provoca una mandíbula más pequeña de lo normal, es decir, una falta de proyección del mentón. 

Esto no solo tiene consecuencias a nivel estético, sino que también provoca un problema bucodental. La mandíbula, al situarse por detrás del maxilar superior, provoca que las arcadas dentales no encajen correctamente. 

Es importante corregir este tipo de deformidades óseas para que sus consecuencias no afecten nuestro día a día. ¿Quieres saber más acerca de la retrognatia mandibular? ¡Te contamos todos los detalles!

En la clínica dental Ramis Tauler contamos con un equipo odontológico de expertos. Apostamos por los mejores tratamientos para tu sonrisa, utilizando siempre la tecnología más innovadora. 

La retrognatia mandibular

Esta anomalía ósea también se puede denominar como mandíbula retraída y es muy notable cuando el paciente está de perfil.  A causa de este problema, el rostro del paciente carece de la armonía adecuada, afectando gravemente su estética dental. 

Retrognatia proviene del término en latín “retro” que significa “hacia atrás” y también del griego “gnathos” (mandíbula).

Esta desalineación entre los maxilares se denomina en odontología como una maloclusión de Clase II.  

Causas de la retrognatia mandibular

En la mayoría de los casos, la mandíbula hacia atrás o retraída suele tener un origen genético. No obstante, también existen factores que pueden potenciar su desarrollo:

  • Chuparse el dedo en exceso.
  • Abuso del uso del chupete
  • Deglución atípica
  • Respiración por la boca

Consecuencias de la retrognatia mandibular

Este problema óseo afecta tanto el aspecto estético del paciente como la funcionalidad de su sonrisa.

La falta de proyección del mentón puede mermar seriamente la autoestima de quien padece retrognatia mandibular, debido a la falta de armonía en su rostro. 

Pero como hemos dicho, el problema va más allá de la apariencia, llegando a provocar serios problemas en la funcionalidad de la boca del paciente. 

La persona con retrognatia puede desarrollar dificultades para masticar adecuadamente y tragar los alimentos. Del mismo modo, también tiene dificultades para ciertos fonemas y la pronunciación correcta de ciertos sonidos. 

Además, los pacientes que padecen la retrognatia mandibular también sufren problemas en la articulación temporomandibular (ATM). Por lo que es muy probable que el paciente también sufra bruxismo como consecuencia el problema en su mordida. 

Dificultades respiratorias, vías aéreas más estrechas y, por ende, mayor riesgo de padecer apnea del sueño, son algunas de las consecuencias de esta anomalía. 

¿Cómo saber si padezco retrognatia mandibular?

Detectar la retrognatia mandibular es sencillo, ya que no existe una armonía facial en el paciente. El mentón no presenta una proyección, en cambio, los dientes de la arcada superior y la mandíbula se presentan adelantados. 

Además, es muy notorio, ya que la barbilla y el labio inferior se encuentran retraídos. 

¿Cómo se trata la retrognatia mandibular?

En Ramis Tauler el primer paso antes de iniciar cualquier tratamiento es realizar un estudio previo que nos ayude a conocer las necesidades del paciente y establecer un diagnóstico a su medida. Cada paciente es único, por ello, es importante conocer las causas que provocan la anomalía y planificar el tratamiento. Tras conocer el origen del problema y la gravedad de este, comenzaremos el tratamiento diseñado.

En la mayoría de los casos, se suele recurrir a la cirugía ortognática para lograr recuperar las proporciones correctas de la mandíbula afectada. El abordaje que realicemos puede ser monomandibular – intervenimos en el interior de la mandíbula completa – o bimaxilar.

Pero también encontramos otros tratamientos menos invasivos:

  • Ortodoncia: Para los casos leves y cuando la causa de la retrognatia mandibular es dental y se debe corregir simplemente la maloclusión. 
  • Mentoplastia: Se trata de una cirugía de mentón en la que se da volumen y remodela esta zona para mejorar la armonía. 

Ventajas del tratamiento de retrognatia mandibular

  • Mejora la estética del rostro y la armonía facial. 
  • Mejora la calidad de vida
  • Elimina los problemas funcionales

En nuestra clínica dental Ramis Tauler disponemos de una amplia experiencia en los tratamientos para este tipo de anomalías óseas. Contamos con un gran número de expertos odontólogos que te ayudarán a solventar cualquier problema bucodental que padezcas. 

¿Tienes retrognatia mandibular o mandíbula retraída? ¡Te ayudamos a mejorar tu calidad de vida! Pide cita en nuestra clínica dental.

Translate »